BlogrollGeneralLencería mujerLencería sexyNovedades

Un noche sensual en pareja

Publicado el
Un noche sensual en pareja

Organizar una noche sensual en pareja pude ser la clave para salir de la rutina. Prepara una cena para tu pareja, muy íntima. Elabora un menú de carácter afrodisiaco, elige el vestido y la lencería más sexy que tengas en tu armario y ponte manos a la obra. Y si no tienes una lencería impactante no pasa nada solo debes pasar por el boutique erótica Madison Woman y elegir un modelito que sabes que os gusta a ambos.

En primer lugar, debes crear una atmósfera que concuerda con lo que deseas para esa noche, adecuada que invite a la intimidad. Pon una luz tenue, a poder ser de las velas para masaje. Estas velas te ayudaran después en los preliminares a recorrer cada centímetro de su cuerpo con suaves pero excitantes caricias. También debes colocar velas en la mesa para ir caldeando la situación. Un poco de incienso también va de maravilla. La música no debe faltar, tiene que ser incitadora… apasionada.

La lencería es un punto clave.

Vístete para esta ocasión de la forma que tu sabes potenciar tu atractivo. Ya sabes, ropa ajustada, medias finas, tacones, un corte en la falda, escote pronunciado, espalda al descubierto, labios brillantes…y porque no, deja que se entrevea algo de tu ropa interior. Tú sabes mejor que nadie cómo volverte irresistible para el.

set lenceria miamor obsessive

Ya sabes que llegado el momento lo que coge más importancia son tu lencería íntima, no tu ropa exterior. En una noche tan especial no pueden faltar unos ligueros, todo un clásico del erotismo o un tanga, no estaría mal incluso sujetador de encaje. No olvides que el negro sigue siendo por excelencia el color más excitante.

Los juegos preliminares tiene su importancia.

Durante el transcurrido de la cena, debes ser tú quien tome la iniciativa y provocar el juego previo. Para empezar sirve cava para los dos. Haz bromas sobre tan erótica comida, ábrete un poco el escote y no olvides hablarle al oído con suavidad y besitos incluidos.

Y a partir de ahí, es solo cosa tuya… Deja que te desvista poco a poco y te despoje de tus prendas íntimas…

No importa si la cena queda para más tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *